El trabajo de parto y el parto: Trabajo de parto activo
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas

El trabajo de parto y el parto: Trabajo de parto activo

Durante el trabajo de parto activo, las contracciones se hacen más fuertes y más rítmicas que en la etapa inicial. Alcanzan su punto de máxima intensidad y luego disminuyen, como ondas. Pueden presentarse en intervalos de dos a tres minutos y duran aproximadamente de 45 a 60 segundos. Esta etapa del trabajo de parto puede ser muy difícil. Pero suele ser más corta que la etapa inicial. Cuando alcanza la etapa del trabajo de parto activo, le harán ciertas pruebas para comprobar cómo se encuentran usted y el bebé.

Corte transversal de un útero; se muestra un bebé en el interior. El cuello uterino está parcialmente dilatado.
El cuello de su útero puede dilatarse entre cuatro y ocho centímetros durante la primera parte del trabajo de parto activo.

Evaluación física suya y de su bebé

Un examen le dirá cómo están respondiendo usted y su bebé a las contracciones. Le medirán la presión arterial, la temperatura y el pulso. También es posible que le tomen una muestra de orina. Se utilizará un monitor fetal para vigilar la frecuencia cardíaca de su bebé. En ciertos casos se utiliza una vía IV (intravenosa) para administrarle líquidos y medicamentos.

Evolución del trabajo de parto

Empezará a sentir las contracciones en todo el abdomen, en vez de sentirlas sólo en la parte inferior (como en la etapa inicial). Si no se ha roto todavía el saco amniótico, es probable que se rompa ahora. O bien se lo romperán. Para ayudar al bebé a avanzar por el canal del parto, cambie de posición a menudo. Caminar o sentarse en una mecedora o un asiento reclinable puede proporcionar alivio. Es posible que le resulte difícil relajarse, aún cuando esté cansada. También es posible que tenga menos ganas de hablar que antes. Si le van a administrar anestesia, lo harán en esta fase. 

Problemas especiales durante el trabajo de parto

Si el trabajo de parto no progresa correctamente o surge algún problema, es posible que necesite una cesárea. Pero su proveedor de atención médica puede tomar primero ciertas medidas para ayudar a evitar la cesárea:

  • Si el cuello uterino no se está dilatando, se puede usar un medicamento llamado oxitocina para estimular el trabajo de parto.

  • Si durante el monitoreo fetal se observa que el bebé no está recibiendo suficiente oxígeno, puede ser útil que cambie la posición de su cuerpo. También es posible que le den oxígeno a usted a través de una máscara.

  • Si usted tiene preeclampsia (un trastorno que causa hipertensión arterial, hinchazón y otros síntomas) es posible que le administren medicamentos por vía intravenosa. También es posible que le pidan que se acueste sobre el costado izquierdo.

Cómo responder a las contracciones

Durante las contracciones, trate de mantenerse relajada. Los músculos tensos consumen más oxígeno, agotan la energía del cuerpo y aumentan el dolor. Utilice las técnicas de respiración y relajación que haya aprendido. Y explique a su persona que está a su lado, apoyándola, de qué forma puede ayudarla. Si ha tenido problemas en un parto anterior, concéntrese en el presente. Recuerde que no hay dos partos iguales.

Aviso para la persona de apoyo

Usted puede ayudar de las siguientes maneras:

  • Pida a la madre que está dando a luz que camine o cambie de posición al menos una vez por hora. Esto mejora la circulación y ayuda al bebé a bajar.

  • Continúe recordándole que respire y se relaje durante cada contracción.

  • Tranquilícela. Intente evitar que se ponga ansiosa o se estrese demasiado.

  • Cuídese usted también. Haga una breve pausa para comer o vaya al baño cuando lo necesite.

  • Descanse cuando la madre esté descansando. Ambos se beneficiarán.

Revisor médico: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Revisor médico: Sacks, Daniel, MD, FACOG
Última revisión: 2/1/2018
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.